El Rigor en la Literatura Fantástica


La Historia Interminable, portada del largometraje inspirado en la obra original de Michael Ende.


Desde mi experiencia como lectora y escritora de género fantasy, una de las conclusiones a las que he llegado es que, para considerar que una obra fantástica tiene calidad, es necesario que guarde rigor.
¿Rigor? ¿Cómo se puede guardar algún rigor dentro de un género que de por sí versa sobre mundos fantásticos, irreales, fruto de la imaginación e invención de un escritor? 
Me explico: la narrativa fantasy, como su propio nombre indica, transcurre la mayor parte de las veces en mundos que no existen. En muchos casos, como la fantasía medieval o la fantasía urbana, las tramas se erigen sobre escenarios o periodos históricos reales pero están salpicadas de pinceladas fantásticas que consisten, por ejemplo, en el uso de criaturas mitológicas, en las prácticas mágicas atribuidas a personajes, en la creación de una geografía propia con sus nombres legítimos e incluso en lenguajes inventados, como en su momento fue el élfico. Pero incluso el élfico tiene rigor, pues para su creación el maestro Tolkien se basó en sus conocimientos académicos sobre inglés medieval.
Una novela fantástica es fantástica, pero no incongruente, como no lo sería tampoco una novela histórica o policíaca. Por lo tanto, y en resumen: 

Escribir fantasía no significa escribir lo que se me va ocurriendo, intentando encajar entre sí las piezas de puzles distintos a la fuerza. 

Así que, si tu mundo fantástico se llama Arda, Narnia, Fantasia o lo que sea, escríbelo siempre de la misma manera, respetando el vocablo, la grafía, las mayúsculas. Si en el mundo que has creado hace frío, procura escoger una fauna y una flora acordes a las condiciones climáticas, documéntate, y si no, si en tu mundo de fantasía hay pingüinos que viven en un desierto de sol y arena seca, haz hincapié sobre ello, seguro que puedes darle una peculiaridad especial a estos pingüinos para hacerlos un poco más mágicos. Es como si pintaras un cuadro y escogieras una gama de colores acordes para que ningún elemento rechine a la vista.
La semana que viene subiré un post continuación de este en el que ahondaré un poco más en el tema: El Rigor en los Escenarios de la Literatura Fantástica
Espero que mi aportación pueda ayudarte a dar algo más de solidez y credibilidad a tu mundo de fantasía. ¡Hasta pronto!

Comentarios

Entradas populares de este blog

El día que decidí ser escritora

El rigor en el género Steampunk